Vascuteca
Varices

Consejos para mejorar las molestias provocadas por las varices

El tratamiento conservador no evita la aparición ni cura las varices, pero puede ser de gran ayuda para mejorar los síntomas que con frecuencia aparecen en las piernas en relación con esta enfermedad (pesadez, cansancio, hormigueo…).

El uso de una media de compresión adecuada durante el día es el tratamiento conservador que ha demostrado ser más eficaz para reducir las molestias provocadas por las varices y prevenir sus complicaciones (flebitis, úlcera venosa, sangrado).

Existen también algunos tratamientos médicos a través de fármacos con diferentes resultados, que pueden ser un complemento interesante a tener en cuenta especialmente en los meses de calor, cuando suelen agravarse todos estos problemas.

Los consejos a seguir son los siguientes:

  • Evitar permanecer de pie o sentado con las piernas colgando durante períodos prolongados.
  • En posición de sentado, evitar cruzar las piernas, y elevarlas.
  • Dormir con las piernas elevadas.
  • Utilizar un calzado cómodo, que sea amplio y es recomendable que tenga un tacón de unos 3-4 cm.
  • Evitar ropa apretada, especialmente las prendas ajustadas a nivel de la cintura o en la parte superior de los muslos.
  • Evitar la obesidad.
  • Evitar el estreñimiento crónico.
  • Evitar la exposición excesiva al sol, así como la calefacción a la altura de las piernas (braseros, estufas o similar), los baños de agua caliente, las termas y saunas.
  • Mantener la piel bien hidratada. En ello contribuye aplicar crema hidratante dando un masaje en sentido ascendente.
  • En viajes largos es recomendable levantarse y dar un paseo para favorecer el retorno venoso.
  • Realizar ejercicio, el deporte más recomendado es la natación.

Todas estas medidas ayudarán a mejorar la calidad de vida de nuestros pacientes, siendo recomendable una valoración por un especialista en Angiología y Cirugía Vascular que pueda orientarnos de forma más específica en el tratamiento a seguir en nuestro caso.