Vascuteca

Paraganglioma: qué es este tumor vascular y cuál es su tratamiento

Los paragangliomas, también conocidos como tumores glómicos son un tipo de tumor tratado por los Angiólogos y cirujanos vasculares.

Se originan en el sistema paraganglionar, compuesto por una serie de estructuras asociadas al sistema nervioso autónomo y a los nervios craneales, con función neuroendocrina. Pueden aparecer de forma esporádica o bien ser familiares (heredados genéticamente).

Habitualmente se originan en el cuerpo carotídeo, una estructura situada en el cuello a nivel de la bifurcación de la arteria carótida, pero también pueden derivar del nervio vago, del nervio espinal o de la vena yugular.

Suelen tener un crecimiento lento, y se manifiestan como una masa en el lateral del cuello, localizada bajo el ángulo de la mandíbula. Cuando alcanzan un gran tamaño pueden producir síntomas por compresión de otras estructuras vecinas: dificultad para tragar (disfagia), ronquera, parálisis de la lengua…

Su diagnóstico puede realizarse por medio de un eco-doppler, donde suelen tener una imagen muy característica. Y se suele complementar su estudio por medio de un TC o RM con contraste.

Aunque en la mayoría de los casos son tumores benignos, pueden llegar a ser muy agresivos cuando crecen. Por su localización, pueden afectar a importantes nervios craneales y extenderse hacia la base del craneo. Además son tumores muy vascularizados, principalmente por ramas arteriales que proceden de la arteria carótida externa, lo que puede complicar la cirugía si no se tratan adecuadamente..

Su tratamiento se suele realizar en dos fases, ambas llevadas a cabo por el cirujano vascular. La primera de ellas consiste en disminuir el riego sanguíneo del tumor para facilitar su extracción y minimizar los riesgos asociados al sangrado durante la cirugía. Esto se consigue mediante un procedimiento endovascular, alcanzando en el cateterismo las ramas que nutren el tumor y cerrándolas por medio de la embolización vascular. Pasadas unas 24-48h se procede a la segunda fase, que consiste en la extracción quirúrgica del tumor.

Embolización mediante Coils y Onyx 34 de las ramas que nutren el tumor previo a su extracción quirúrgica