Vascuteca
isquemia crónica

Qué es y cómo prevenir la enfermedad arterial periférica (isquemia crónica de miembros inferiores)

La isquemia crónica es el deterioro progresivo del flujo arterial de los miembros inferiores.

La causa más frecuente es la arteriosclerosis, que provoca la lesión de la pared arterial llegando a producir su obstrucción o estenosis (cierre parcial).

La enfermedad puede manifestarse de diferentes formas, según su gravedad, en etapas iniciales suele aparecer la claudicación intermitente (es un dolor al caminar que obliga a pararse), y en etapas más avanzadas el dolor de reposo (cuando el dolor aparece incluso sin ninguna actividad física) o la presencia de úlceras/necrosis generalmente en el pie.

Los factores de riesgo que influyen en su desarrollo son el tabaco, la diabetes y la hipertensión arterial. Entre ellos, el principal es el tabaquismo, empeorando mucho el pronóstico de los pacientes que siguen fumando. Controlar estas variables es imprescindible para frenar el deterioro de las arterias y prevenir su aparición.
La enfermedad afecta con mayor frecuencia a los hombres que a las mujeres, se piensa que por el efecto protector de los estrógenos (hormonas) en la mujer, ya que con la menopausia el riesgo aumenta también en ellas.

Es una patología que conviene reconocer y diagnosticar a tiempo para conseguir una mayor eficacia en su tratamiento.