Vascuteca

Qué se conoce como síndrome del desfiladero torácico y que relación tiene con las trombosis de la extremidad superior

Este síndrome, también conocido como síndrome del opérculo torácico, se produce por la compresión del paquete neurovascular (plexo braquial, arteria subclavia y vena subclavia) en la región conocida como estrecho torácico (al paso de estas estructuras entre el tórax y la extremidad superior).

El estrecho torácico es una región anatómica peculiar, siendo una zona donde estas estructuras pueden ser comprimidas a su paso entre el triángulo formado por los músculos escalenos y el espacio costoclavicular (formado entre la primera costilla y la clavícula). Pero en otras ocasiones, esta compresión puede ser debida a la existencia de malformaciones, como son la presencia de una costilla cervical, anomalías en la primera costilla o variaciones congénitas de los músculos y ligamentos de esta región.

En el 95% de los casos este síndrome se produce por la compresión del plexo braquial, siendo el 5% restante producido por una compresión vascular de la arteria o de la vena subclavia.

Dependiendo de la estructura que se vea comprimida, este síndrome puede adquirir diferentes formas:

  • Síndrome del desfiladero torácico (SDT) neurológico: parestesias (acorchamiento), debilidad y dolor en el hombro, en el brazo o en el antebrazo.
  • SDT arterial: se puede presentar de diferentes maneras, pudiendo producir la formación de aneurismas de la arteria a este nivel, así como la formación de trombo que puede desprenderse hacia el brazo produciendo síntomas isquémicos (dolor en la extremidad, aparición de lesiones en los dedos de la mano…).
  • SDT venoso: se puede presentar como una trombosis axilosubclavia (conocido como Sindrome de Paget-Schroetter) o como crisis intermitentes de edema (hinchazón) del brazo. Siendo está una de las causas de trombosis en la extremidad superior, aunque no siempre son secundarias a este problema, también pueden producirse por la colocación de catéteres en estas venas para determinados tratamientos (hemodiálisis, quimioterapia, nutrición…).